descarga

Levamos años debatiendo sobre el aeropuerto de Hondarribia. Hace unos años creíamos haber resuelto con la excepcionalidad los problemas, pero recientemente, y por la prensa, nos enteramos de que no era así. El camino a partir de ahora no es fácil, pero creo que en esta ocasión, por lo menos, casi todos estamos de acuerdo y desde luego las instituciones quieren pronunciarse de manera conjunta. Aquí en Irun hemos aprobado una Declaración Institucional que sume en esa dirección, en la de buscar una solución que garantice la continuidad y la operatividad del aeródromo gipuzkoano. Aquí os la dejo.:

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL DEL AYUNTAMIENTO DE IRUN A FAVOR DE LA CONTINUIDAD DEL AEROPUERTO DE HONDARRIBIA

 

Hace más de una década se puso sobre la mesa la problemática del aeropuerto de Hondarribia. Enclavado en una zona geográfica complicada, entre la desembocadura del Bidasoa, las marismas y las poblaciones de Irun y Hondarribia. Durante años se habló de ampliación necesaria para la supervivencia del aeródromo, considerado una estructura estratégica en el territorio. La normativa internacional obligaba a recortar la pista y con ello la operatividad, o exigía una ampliación, que fue incluso proyectada pero que era incompatible con el desarrollo urbano que envuelve el aeropuerto.

 

En 2012 aparecía la posibilidad de una nueva solución, la de declarar la excepcionalidad de la pista que permitiera mantener la operatividad actual en unas condiciones excepcionales, como ocurre en algunos otros aeropuertos nacionales e internacionales. La declaración llegó el 31 de octubre de 2014 y fue el momento de apostar por la promoción del aeropuerto con nuevas rutas, incluso estivales, dando por zanjada la necesidad de un recorte.

 

Sin embargo, este mes de julio conocíamos la noticia de que finalmente aquella excepcionalidad era solo transitoria y la necesidad de adaptarse a la Normativa Europea es obligatoria e inminente y exige si o si recortar la pista de Hondarribia, en 150 metros en cada extremo, según ha señalado AENA.

 

 

Con esta decisión se limita, de manera muy importante, las posibilidades de supervivencia del aeropuerto, que da servicio a empresas y ciudadanos del territorio gipuzkoano y su entorno, supone una importante puerta de entrada para el turismo y, sobre todo, da trabajo directamente a cerca de medio centenar de personas, más los empleos indirectos que genera.

 

 

Como consecuencia de esto, en las últimas semanas se han conocido más malas noticias, como que la empresa Vueling, que operaba en el aeropuerto, ha anunciado la supresión de sus vuelos. Pero, paradójicamente, también hemos sabido que el aeródromo crece en pasajeros y que los 8 primeros meses de este año ha tenido un crecimiento del 3’3% con un total de 175.272 viajeros. Agosto rozó los 600 operaciones un 1’5% más que el año anterior y que supone un subida del 5’1% de las operaciones hasta esa fecha respecto al 2015 y que hacen pensar en la importancia estratégica y económica de esta infraestructura.

 

Por todo ello, el Ayuntamiento de Irun ACUERDA:

 

1.-Entendiendo que el aeropuerto es una infraestructura estratégica para el territorio de Gipuzkoa por su importancia en la economía del territorio, apuesta por su continuidad, y el mantenimiento de la “Declaración de excepcionalidad”, o cualquier otra fórmula técnica que pueda  garantizar su futuro manteniendo sus actuales dimensiones.

2.- Insta al Ministerio de Fomento a que explique las razones que le llevaron a afirmar que la excepcionalidad de octubre de 2014 era transitoria y resulta ahora incompatible con la normativa europea.

 

3.-Pide al Ministerio de Fomento que abra los cauces de diálogo con las instituciones del territorio implicadas, con Gobierno Vasco, y con las compañías aéreas que allí operan, para compartir toda la información disponible y trabajar de cara a garantizar la viabilidad del actual aeropuerto en Hondarribia.