Pano¦üramica desde cementerio 01El pasado 13 de junio al tomar posesión como Alcalde, ya anuncié que estos próximos 4 años serían de ambición para Irun, lo serán, además, más allá de las competencias municipales.

Socialistas de Irun y PNV, hemos firmado “Un pacto por Irun” que da a la ciudad la estabilidad necesaria para garantizar los servicios y la calidad de vida de la que ya gozan los iruneses y permite seguir cumpliendo objetivos de mejora para Irun.

 

El acuerdo alcanzado, sintetiza las líneas básicas de actuación del Gobierno municipal irunés para los próximos años. El objetivo es común, queremos que Irun siga mejorando como hasta ahora, y siendo una ciudad abierta y acogedora, con oportunidades para vivir y trabajar y bajo esas premisas trabajaremos en los próximos años desde este equipo de gobierno.

 

El documento, sin ser un programa de Gobierno, que se aprobará en los próximos meses, marca unas claras pautas y prioridades de actuación para el mandato y especifica las tareas principales.

 

Unas tareas que van más allá de las competencias de nuestro ayuntamiento y que nos marcan también objetivos a conseguir desde otras instituciones con competencias en nuestra ciudad. Y es que ese va a ser uno de los grandes objetivos de estos próximos cuatro años y que aparece reflejado en muchas de las acciones acordadas con el pacto de Gobierno

 

En lo que a la Diputación Foral de Gipuzkoa parece  que se abre un nuevo tiempo de relaciones en Gipuzkoa que confío que será positivo para los iruneses. Hay un nuevo equipo foral que creo que ve el territorio en su conjunto y  espero que sean conscientes de la singularidad y el peso de Irun en Gipuzkoa

 

Tenemos un buen número de peticiones a defender ante la Diputación y que vienen recogidas en “Un pacto por Irun”. Queremos buscar el acuerdo para construir la nueva residencia de Arbes, donde los terrenos municipales ya fueron cedidos. Con el ente Foral hay además una prioridad de gestión importante que es la Ronda Sur. Ya en el mandato anterior se avanzó y se defendió la imperiosa necesidad para la ciudad de contar con esta infraestructura que ayuda a ordenar los tráficos de acceso a la ciudad, teniendo en cuenta la falta de desdoblamiento en la GI-636, confío plenamente en que veremos en marcha este proyecto en breve. El desarrollo de Zubieta, un nuevo acceso a la A-8 o la liberación del peaje entre Ventas y Behobia o el desarrollo de un Plan Especial para el Valle de Olaberria son otros de los asuntos citados en el documento “Un pacto por Irun” y presentes en la agenda de gestiones con la Diputación.

 

 

Pero también tenemos una agenda importante que cumplir con el Gobierno Vasco en materia de vivienda, principalmente relacionados con la VPO y que se recogen en el pacto de gobierno en diferentes párrafos en los que se marca como prioridad gestionar un convenio para construir 400 VPO de alquiler en San Miguel Anaka, recuperar el acuerdo alcanzado para apartamentos para jóvenes en Alberto Larzabal, buscar una coordinación útil con Irunvi, para que un porcentaje de las 64 viviendas de VPO en alquiler de Oñaurre sean destinadas a jóvenes menores de 35 años e impulsar programas y medidas que pongan en el mercado las viviendas rehabilitadas y/o desocupadas.

 

Y no sólo en vivienda, también en economía tenemos numerosas acciones en las que queremos que el Gobierno vasco se comprometa con nuestra ciudad.

 

En lo que al Estado se refiere el gran objetivo es impulsar el protocolo del Espacio Ferroviario de Irun aunque sea con acciones más concretas como las relativas al edificio de la antigua Aduana en la calle Aduana, sobre esto, y también sobre el futuro del edificio de Inmigración hemos hablado esta misma semana con el subdelegado del Gobierno.

 

Se abre un nuevo tiempo para la ciudad en el que estoy seguro que trabajaremos mucho y en positivo, con la estabilidad de un gobierno fuerte, pero como siempre, con la mano tendida para buscar los mayores consensos.