EN LA BUENA DIRECCION

EN LA BUENA DIRECCION

En el arranque del 2016 hemos puesto sobre la mesa municipal dos líneas de actuación en la hoja de ruta de Irun.

Por un lado, la reciente aprobación del Documento de Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible, Edusi, para conseguir fondos de financiación europeos, nos ha hecho pensar en las líneas de futuro y los grandes retos que esta ciudad tiene en la próxima década.

Pero, además, la reciente aprobación de los Presupuestos Municipales 2016 nos ha llevado, también, a detallar las cosas del día a día, a plasmar el resultado de la escucha activa y a responder a las necesidades más urgentes de los barrios y la ciudadanía.

Y es que en el ejercicio de la política municipal no se puede perder el contacto con las necesidades diarias, con la respuesta inmediata que en muchas ocasiones, hay que dar como Ayuntamiento a las demandas de nuestros vecinos en su día a día. Pero estamos obligados, también, a trazar el camino que queremos seguir. A pensar en nuestro futuro para que no sean otros los que tomen decisiones que puedan influirnos.

Irun tiene una localización estratégica que lo convierte en el epicentro de una actividad económica, social, turística y de infraestructuras de cientos d miles de personas. Estamos en la mitad del eje Baiona -San Sebastian y somos el paso obligado de la gran prolongación hacia Bilbao/Burdeos.

Por eso no podemos dejar de pensar qué queremos ser, hacia dónde queremos seguir avanzando, cuál es el Irun que nos gustaría tener dentro de una década.

Nuestra ciudad es una ciudad hecha a golpe de acontecimientos, que ha crecido adaptándose a los cambios y en muchas ocasiones sabiendo provocar los adecuados. Este 2016 es un año en el que hablaremos mucho de nuestra historia porque se cumplen 250 años de la adquisición de Irun de su pleno derecho como villa. 250 años desde que Irun, más allá de un capitán, tuvo su primer alcalde y empezó a decidir por sí misma en todos los sentidos.

Hoy queremos seguir manteniendo ese espíritu de decisión ante nuestro futuro y la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible nos ha permitido pensar en ello. Hemos analizado nuestras debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades. Y hemos decidido hacia dónde caminar. Queremos recuperar el perfil fluvial de Irun, crecer mirando al Bidasoa, queremos diversificar, además, nuestra economía, hacernos más resistentes y más competitivos.

Pero, mientras esto se dibuja, hoy tenemos que seguir ofreciendo los servicios y las oportunidades que han hecho de Irun una gran ciudad con buena calidad de vida y llena de oportunidades. Para eso, el Presupuesto Municipal de este 2016 garantiza una continuidad de los servicios municipales, para que todos los iruneses sientan cerca a su ayuntamiento y pone sobre la mesa muchos de los proyectos nacidos de la iniciativa ciudadana, bien a través de los presupuestos participativos, bien a través de las numerosas vías de participación y dialogo abiertas con los ciudadanos. Así, este año veremos las obras del ascensor del polideportivo Artaleku, comenzaremos con la renovación de la calle San Marcial para unir los recién urbanizados espacios de San Juan y Urdanibia, haremos un nuevo parque infantil en Oinaurre o iniciaremos un plan para poner en marcha un parque de vivienda de alquiler social en Irun.

Tenemos ambición por Irun. Siempre lo he defendido, y a corto, medio o largo plazo seguiremos trabajando para esta ciudad.

Y todo con absoluta transparencia, a un solo click, en nuestra web podéis encontrar los Presupuestos Municipales 2016 (http://www.irun.org/caste/3ayunta/presup_2016.asp) y el documento de Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (http://www.irun.org/cod/noticias/ficha.aspx?tipo=noticia&idioma=1&clave=16782)